Ondas de choque (celulitis)

Las Ondas de Choque obligan a los adipocitos (células grasas) a liberar triglicéridos
(gasas) y el adipocito recobra su estado inicial, además produce aumento en el
metabolismo de la zona, mejorando la microcirculación sanguínea y linfática movilizando y
liberando líquidos y grasas.
Los resultados de los estudios confirman una mejoría muy significativa en la piel de
naranja de las pacientes, una reducción en la circunferencia del muslo y la cadera, así
como mejoría en la elasticidad, firmeza y textura de la piel. En las ecografías realizadas
se ha detectado también una reducción del grosor de la capa grasa, un aumento del
colágeno, una reducción del edema presente en los tejidos infiltrados por la celulitis y una
mejoría de la circulación.
Las tecnologías de ondas de choque han sido ya aprobadas por la FDA para el
tratamiento de la celulitis

$40.000